domingo, 21 de junio de 2009

Y pasaron las horas...

Cuando nos dimos cuenta ya eran las 7 de la mañana... entre peli, hablar, hablar y más hablar, llegó el amanecer y ya con sueño nos fuimos a la cama.

Uno de esos pequeños-grandes placeres de la vida: Las conversaciones....

Puede que no sean de Pulitzer las preguntas y respuestas que puedan salir entre tanto diálogo, ni siquiera nuestra ideas o frases -muchas veces más imaginativas que realistas- pero qué importa!! Lo único que importa y que guarda el recuerdo es la buena sensación de que por un instante le has ganado al tiempo... por un momento todo se detuvo, hasta puede que en ciertos segundos avanzaran las horas, pero que importaba si para eso estaban.. para seguir adelantes. Pero ahí estábamos: conversando, hablando, riéndonos, recordando... Utilizando ese recóndito y empolvado rincocillo del cerebro... para recordar nombres de personas del pasado, lugares del pasado, olores del pasado, sensaciones del pasado y hasta qué ropa llevábamos en el pasado... ¡Mujeres! ;)

Si se dice que ni todo el oro del mundo puede comprar la felicidad, menos aún compraría a aquellas personitas que hacen del momento, un instante de eternidad!!

Puede que esta vez escriba , particularmente de este sábado.. pero, ¿Y las charlas que precedieron? y... ¡¡Las que aún nos faltan!! ;)
Cuando seamos otra vez las cuatro...

3 comentarios:

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

Me da mucho gusto que tengas tan buenas amistades y tengas siempre estos grandes momentos!!

maggie dijo...

me encanta...esos momentos hacen que mi vida sea feliz y que no pida mas...gracias por todo...

Sáenz dijo...

Los mejores momentos!