lunes, 19 de enero de 2009

Carta a la Melancolía

Estimada Melancolía:
Hoy oficialmente has echo tus maletas y te has marchado, seguramente para hacer compañía a otro corazón triste; pero ese ya no es mi problema...
Solo quería hacerte saber que aun con la compañía que me brindabas,
no eras la más placentera de las visitas... Te aviso que la añoranza y la depresión hicieron sus maletas al poco de que te fuese bajando las cuatro escaleras y cruzando el portal número 110....
Me alegra que los motivos que te trajeran a mi, se hayan disipado... resuelto..., o simplemente hayan cambiado, el caso es que ya no estás aquí; ni tú, ni ellos.... podría echarte de menos y tener melancolía por tu despedida, pero te la llevaste toda contigo. Qué paradoja... ¿no?
Quisiera escribirte tanto, pero ahora no me es posible, ya luego con más calma hablamos.
Por último, solo decirte, que cuando te fuiste descubrí a alguien que venía contigo, solo que tu velo oscuro me impedía verla... me dijo que se llamaba: Esperanza.

Vivi


2 comentarios:

faissal dijo...

Me encanto ser amigo de tu
siquieres visita mi blog
y dame tu opinion sobre que hace
gracias
adios

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

Precioso, me encanta!!! Ya lo veo publicado en un libro