jueves, 8 de enero de 2009

Todos los padres quieren a sus hijos por igual.


ME ALEGRA DESCUBRIR ESTO AHORA QUE AÚN NO SOY MADRE...
Mi padre pudo presenciar una obra de teatro en la que actuaba yo con mis dos hermanas... al finalizar una prima le preguntó que cual de las tres le había gustado más... era imposible saberlo, ya que todas teníamos papeles muy distintos.
El papel de mi hermana mayor era más de humor (¡Graciosilla, ella!); el papel mi hermana pequeña era más de furia (Con su mala leche, ¡Normal!); y Yo era la mala, malísima... nada que ver con lo de mis hermanas.
En la vida también todos los hijos son diferentes y los padres aprenden a quererlos por individual.
Aunque los hay que cuando se ven sometidos a un polígrafo... admiten querer a un hijo más que a otro... ¡Hay gente que no debería ser padres!

PD: Mi hermana pequeña, lleva días dando-por-saco, para que le ayude con alguna idea de algo positivo y negativo de tener hijos... Esto puede ser algo más. Quererlos por lo que son y punto.

1 comentario:

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

jajajajaja tenía mucho de no escuchar el término de "mala leche", es buenísimo.

Estoy completamente de acuerdo en que hay personas que no deberían ser padres!