viernes, 3 de julio de 2009

¿Caro o gratis?

Hoy en la mañana estaba en el parque con Brayan, Andrecito y Kiara (su perrita) y he tenido la 'inspiración' para esta entrada...

Mientras estaba sentada en uno de los bancos del parque de Vicent Zaragozá se me acerca Irene -Una preciosa niña de ojos claros y muy, muy risueña- a la cual le ENCANTAN los perros, y como Kiara estaba junto a mi, la nena se acercó para acariciarla (seguido de su simpático y protector abuelo)
Después de una caricia y varios intentos de caricias, su abuelo le dijo que salude a un amiguito de ella: Pablito (estoy hecha una crack con los nombres de todos los niños del parque con solo dos días que he ido). La nena fue tan bella que le dio un abrazo y un beso en la mejilla, ambos correspondidos por Pablito... El abuelo de Irene le dijo al otro abuelo -que con esto de la crisis han pasado a hacer también de niñeros de los nietos- :"Este es amor del bueno, amor del caro" -aquí comienza mi entrada-

Esta frase me hizo pensar en si verdaderamente el amor es caro.... siempre me han dicho y creo firmemente en que el amor es algo que se da y se recibe gratuitamente, sin ninguna transacción bancaria ni intereses usureros... ¡Totalmente gratis!
Sin embargo comienzo a albergar en mí la idea de este hombre; puede que tenga razón... Él dijo 'caro' porque en realidad barato no es el amor... es gratuito que no es lo mismo.

Lo que sucede con este término -'caro'- es que siempre lo pensamos en un valor cuantitativo... pero no es así con el amor, en este caso, aun con lo caro el amor es gratis.
El verdadero valor vendría cuando entran en juego las inversiones: Inversiones de tiempo, de lugares, de sonrisas, de palabras... hasta invertimos parte de nosotros mismos.

Cuántos ricos querrían dar toda su fortuna por tener el amor de su vida; y cuántos tienen el amor de su vida y se sienten los más afortunados... Qué caro resulta cuando no tiene precio calculable. Y que gratis es porque como se da, también se recibe.

Una más de las incongruencias de esta vida...

2 comentarios:

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

Es cierto...el amor es una inversión, pero de las más redituables en la vida. Y como dices, no es cuestión de dinero

maggie dijo...

no tendremos todo el dinero del mundo pero tenemos a personas que nos dan su amor sin pedirnos nada a cambio....yo te tenog a ti