miércoles, 23 de julio de 2008

Si de infancia se trata...


Hoy volví a mi infancia cuando escuché una de mis canciones favoritas cuando era niña: "Mambrú se fue a la guerra"
Es tan conmovedor ver como ha pasado el tiempo y apenas me he dado cuenta, el tiempo siempre firma sentencia...y la de todos es caminar hacia delante y no regresar hacia atrás. Fue tan hermoso poder escuchar algunas canciones que mi madre y mi abuelita me cantaban de pequeña, por un momento quise volver a ser la niña que se dormía en el ragazo de su madre... ¡Cuánto extraño eso!

Ahora que vivo en España, sé que fui feliz en mi infancia, no pretendo descalificar a nadie pero diré que allí es diferente; aunque la gente diga "pobrecitos esos niños" digo con todas las letras: ESO ES INFANCIA, claro está que no hablo de los "niños de la calles" que tienen que trabajar desde muy temprano ni de los que sufren desnutrición...¡eso es horroroso!
Hablo de la infancia que yo tuve como una niña del tercer mundo, una bonita infancia. Quizás allí no haya lujos, pero hay infancia... y es eso lo que siempre extrañaré y defenderé: Una infancia

Infancia.
1.f. Periodo de la vida humana desde que se nace hasta la pubertad
2.f. Conjunto de los niños de tal edad
3.f. Primer estado de una cosa desde su nacimiento hasta su fundación
Aunque el diccionario de la Real Academia Española no lo describa como lo tengo en mente, para mi la infancia es:

Infancia
1.f. Única e irrecuperable etapa de la vida llena de inocencia, donde se siembra lo que se será en el futuro.
2.f. Donde se tiene derecho a ser feliz, a amar y a ser amado.

Yo hablo de una infancia en la que un carro (permitirme llamarles carros a los coches) -así es en mi país y así fue en mi infancia-, un carro grande tranquilamente podía ser un carro pequeño...o al menos mi hermana así los confundía.
Hablo de una infancia donde los niños venían de París y los traía la cigüeña... Donde si te comportabas mal veníal el "cuco" -Llamado así el diablo por mis padres; era muy cutre pero lo extraño-
Extraño una infancia en la que se promueva mentes que nos aseguren un mejor mundo (puede ser utópico, pero qué sería de este mundo sin sueños)
Una infancia donde sea fantástico y los más magnífico: hacer una burbuja de jabón... hacer un animalito con sombras en la pared...
Donde sea normal pensar: que un ratón olvido su queso (la luna) en el cielo... que le puedes ganar a las carreras a tu padre...

Gracias a Dios tuve una infancia llenas de momento hermosos, aunque también los tuve triste pero de esos poco recuerdo o al menos eso trato.
Aún no soy madre prometo que cuando lo sea, mi hijo verá como nace un pollito y sabrá que tiene solo dos patas...y no cuantas pidas en el fast food; verá como una gallina acurruca a sus polluelos; cantará canciones que después querrá cantar a sus propios hijos...
Prometo hacer lo posible para que no sea un mediocre. Que ayude a los demás y se ayude a si mismo.
Si no lo consigo, Dios sabrá que al menos lo intenté...


FOTO: http://flickr.com/photos/ortizq/2572167910/

3 comentarios:

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

Yo también tuve una infancia en un país en vías de desarrollo (México) y fui feliz; cuando abrí los ojos y comencé a asimilar la realidad fue diferente, pero adoré ser niña! Sin embargo, no quisiera volver a serlo!

Möbius el Crononauta dijo...

A mí de pequeño los coches siempre me parecieron gigantes... y en España, al menos en mi casa, Mambrú también se paseó por mi infancia.

Saludos

Anónimo dijo...

Que bien nos la pasamos en nuestra infancia juagando el la calle sin miedo a que los carros nos hicieran nada....o creyendo que teniamos un monton de dinero en las manos cuando solo era un puñado de hojas de arboles y mientras mas grande era la hoja mas dinero teniamos...que buenos tiempo....uno de los mejores...besos...maggie