miércoles, 20 de agosto de 2008

¿Madrid 2016?

Este medio día conversaba con mis primas acerca de la Olimpiada de Pekin (tema muy repetido estos días, pufff!!!) Nuestra conversación voló hasta el 2016, donde nuestras deseosas imaginaciones ahnelan ver unos juegos olímpicos en España, y aqui viene el foco de esta entrada... Y es que salvo lo ¡way! que puede resultar tener una olimpiadas tan cerca de ti (hay que tener en cuenta que hablo del gusto de personas 'adictas' a los deporte...) nos carcomió "la vanidad" cuando caímos en la cuenta que para cuando llegue este evento habría de pasar 8 años... quizás puede parecer poco, pero contando tendré "28". Mi sorpresa u horror no es por el echo de los años que me caen (bueno, un poco sí...) lo que más me llega a la mente es si ¿Todos mis proyecto serán echos realidad? ¿Conseguiré alcanzar mis retos? ¿Seguiré con la misma gente? y lo más importante ¿Seré feliz? ¿Compartiré mi felicidad con otros? ¿Qué me guarda la vida para estos 8 años?
Aun no es seguro que Madrid sea la sede de las Olimpiadas 2016, sea como sea espero llegar a los "28" con dignidad, viviendo y escribiendo sobre la vida...
Pensándolo bien ¿A quién le interesa tanto futuro, si aún queda mucho presente por vivir?
VOLVER

Yo adivino el parpadeo
de las luces que a lo lejos,
van marcando mi retorno.

Son las mismas que alumbraron,
con sus pálidos reflejos,
hondas horas de dolor.

Y aunque no quise el regreso,
siempre se vuelve al primer amor.

La quieta calle donde el eco dijo:
"Tuya es su vida, tuyo es su querer",
bajo el burlón mirar de las estrellas
que con indiferencia hoy me ven volver.

Volver
con la frente marchita,
las nieves del tiempo
platearon mi sien.
Sentir, que es un soplo la vida,
que veinte años no es nada,
que febril la mirada
errante en las sombras
te busca y te nombra.
Vivir,
con el alma aferrada
a un dulce recuerdo,
que lloro otra vez.

Tengo miedo del encuentro
con el pasado que vuelve
a enfrentarse con mi vida.

Tengo miedo de las noches
que, pobladas de recuerdos,
encadenen mi soñar.

Pero el viajero que huye,
tarde o temprano detiene su andar.
Y aunque el olvido que todo destruye,
haya matado mi vieja ilusión,
guarda escondida una esperanza humilde,
que es toda la fortuna de mi corazón.
(Estrella Morente)
PD: Esta canción refleja muy bien el transcurso de la vida... y es que a veces nos quedan tantas cosa por el camino...
PPD: ¡¡¡MADRID 2016!!! Ya toca..!!!

1 comentario:

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

ajjajaj claro que no...

Ya tuvieron Barcelona 92...pero si consiguen Madrin 2016 entonces tienes que apoyar Mexico 2020. Los nuestros fueron en Mexico 68 jaja asi que ya lo merecemos tambien.

Amo la cancion!